Gestión Emocional

Trauma psicológico: ¿qué es?

 

Trauma psicológico
El trauma tiene efectos en nuestra forma de percibir la vida e incluso en como nuestro cerebro se organiza.

 

El trauma psicológico: ¿Qué es? La definición es tan amplia y compleja que resulta un reto sintetizarla sin que pierda todos los matices que tiene.

Delimitación

Podemos entenderle como la respuesta a un evento o situación vivida profundamente angustiante o perturbadora, que abruma y sobrepasa la capacidad de una persona para sobrellevar, afrontar y gestionar determinadas situaciones posteriores al impacto emocional inicial.

 

Causa sentimientos de impotencia, inadecuación y minimiza el sentido de unx mismx y la propia capacidad para sentir una amplia gama de emociones y experiencias. Limita el desarrollo de la persona en situaciones cotidianas dificultando sus relaciones y capacidades.

 

El trauma es la consecuencia de un impacto emocional intenso y masivo que se cronifica y extiende a otros momentos en los que anteriormente no había esta respuesta. En definitiva, termina convirtiéndose en una respuesta adaptativa para afrontar el inmenso malestar que está viviendo una persona.

 

El trauma no es un mal recuerdo que ha podido ser digerido e integrado en nuestra historia.

 

Para Bessel van der Kolk, en su libro “El cuerpo lleva la cuenta”, el trauma cuando se cronifica está caracterizado por:

 

  • Insensibilización: descrita como la incapacidad de evocar sentimientos profundos en determinadas situaciones. Hay un “desconocimiento” propio.
  • Reorganización de la percepción: las personas traumatizadas perciben el mundo fundamentalmente distinto al resto de las personas. Es así como una persona que ha sufrido un accidente de tránsito, al estar cerca de una autovía, podrá sentir pánico al observar a otros conductores a su alrededor, por ejemplo.
  • Atascados en el trauma: resulta muy difícil integrar la experiencia en la vida actual, independientemente de hace cuanto sucedió. Es como si el evento se repitiera una y otra vez ante ciertos estímulos.

El trauma no es solo lo que se vivió de forma intensa y masiva, es también la huella que deja la vivencia en nuestra mente, con consecuencias en la forma de sobrevivir en el presente.

 

El trauma psicológico cambia no solo como pensamos y sentimos, también afecta nuestra capacidad para pensar.

 

Hace unos días, con mi colega @mercedesmoropsi, conversamos sobre este tema tan interesante. Si te interesa el tema, puedes mirar el video haciendo click aquí.

 

 

Alejandro Noriega de Jesús

Psicólogo Psicoterapeuta


Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat