Autoestima,  Gestión Emocional,  LGTBI

BODYSHAME EN HOMBRES: de la vergüenza a la comparación exhaustiva

Bodyshame en hombres
Bodyshame en hombres. ¡Reflexionemos sobre esto!

Bodyshame en hombres: de la vergüenza a la comparación exhaustiva y la baja autoestima.

 

El Bodyshame o Bodyshaming es el acto de ridiculizar o avergonzar a alguien por su cuerpo o algún aspecto de éste, usualmente relacionado con su peso, funcionamiento o forma. Existen varias formas de hacerlo: desde una manera explícita hasta una forma más sutil. En mujeres, este concepto y sus posibles efectos ha sido ampliamente estudiado.

 

Entonces, a raíz de una publicación en instagram, dirigida a hombres, donde se hablaba sobre la importancia de valorar los cuerpos y sus diferencias, pensé en informarme un poco más sobre esto. Busqué artículos académicos y me encontré que, aunque hay muchos estudios sobre el Bodyshaming, pocos son hechos con muestras exclusivamente masculinas (independientemente de la identidad sexual de los participantes).

 

Hay estudios muy interesantes, tales como:

 

  • Those Speedos Become Them: The Role of Self-Objectification in Gay and Heterosexual Men’s Body Image”, 2007. Yolanda Martins, Marika Tiggemann, Alana Kirkbride. Se habla de la teoría de la objetivación en hombres.
  • Men in the Mirror: The Role of Men’s Body Shame in Sexual Aggression”, 2014. Kris Mescher, Laurie A. Rudman. Hacen referencia a la relación que puede existir en hombres que cometen agresiones hacia las mujeres y la relación de ellos con su cuerpo.
  • The relationship between objectification theory and muscle dysmorphia characteristics in men”, 2016. Heath, B., Tod, D. A., Kannis-Dymand, L., & Lovell, G. P. Versa sobre el grado de satisfacción entre la musculación de los participantes, buscando establecer la relación entre la “distorsión” de la percepción de la musculación real y la soñada en hombres que buscan musculación.
  • How Self-Compassion Moderates the Relation Between Body Surveillance and Body Shame Among Men and Women”, 2020. Robin Wollast. Describe como el uso de un discurso compasivo hacia uno mismo, además del mindfulness, puede ser una forma de tratar el bodyshame.

 

 

 

Como psicólogo y psicoterapeuta, en mi consulta, me encuentro con hombres que también están avergonzados de su cuerpo; hombres que de forma explícita o no, tienen problemas con su imagen corporal, autoestima o autoconcepto por ser bajos, calvos, gordos, flacos, entre otros aspectos de su cuerpo o del funcionamiento de su cuerpo. ¿Cómo es que una persona llega a  sufrir tanto y a distorsionar la percepción de si mismo comparándose con otros?

 

Decidí preguntar a través de mi cuenta en instagram (@alejandronoriegapsi) sobre el Bodyshame en hombres.  Como resultado algunas personas respondieron y me dieron permiso para compartir sus respuestas de forma anónima en este artículo. Agradezco mucho la participación de estos hombres que compartieron lo siguiente:

 

“Me da vergüenza mi pecho, mi gordura y el tamaño de mi pene (…), me afecta porque no me siento deseable, en la intimidad me hacen preguntas que no son groseras pero me afectan” Pedro, 33 años, Argentina.

 

“En el gimnasio me dicen que tengo que engordar porque soy tan flaco que parezco enfermo y no ligaré con nadie (…), me veo en el espejo y no soy normal” Víctor, 25 años, Barcelona.

 

“Ser calvo tan joven es una puxxda, no me sentía a gusto conmigo mismo. En tinder no me hacían caso. Me hice un injerto de pelo y ahora estoy bien” Juan, 28 años, Barcelona.

 

“Recuerdo desde siempre haber tenido complejo con mi cuerpo entero, desde pequeño. Las personas que tienen éxito suelen ser tipos atractivos con cuerpos bien desarrollados. En mi profesión, el físico es importante incluso para contratarte (…) Me da vergüenza que me vean con poca ropa o desnudo por el tamaño de mi pene …” Óscar, 41 años, Madrid.

 

 

La propia mirada es la que construye la autoimagen
Autoestima en hombres

Entonces, ¿qué elementos predisponen que una persona integre estos mensajes negativos sobre sí mismo y su relación con los otrxs en el mundo? ¿Cómo participamos en el Bodyshame en hombres?. Hay estudios que hablan del papel de la publicidad y el uso de referentes o modelos con determinadas características físicas, mientras otros hablan de los efectos distorsionados en la percepción de la salud y la vida saludable como filosofía de vida (casos en que la mayoría de los aspectos hay una búsqueda excesiva de la salud, sin dar cabida al disfrute). Es un tema más complejo y seguramente involucrará muchos aspectos.

 

Este escrito dista mucho de ser un estudio riguroso. No pretende establecer causas y efectos. Es una invitación a reflexionar, sobre todo en nuestro papel como agentes activos en el establecimiento de ciertos parámetros en relación con nosotros mismos y como hablamos a los demás, porque es importante cuidarnos y cuidar. No se trata de que nos guste todo: trata de poder dar cabida a nuestras imperfecciones, a las de los demás, a reconocer que podemos hablarnos bien y buscar estar mejor sin obsesionarnos. Va de ser compasivos con nosotros y los demás, siendo realistas.

 

¿Cuándo usamos apps para ligar, nos permitimos interactuar con personas y conocerles, o hacemos una lista de “la compra”? ¿Con nuestros amigxs, hablamos de lo que nos importa corporalmente, de cómo nos sentimos con nosotrxs mismxs? ¿Qué papel juega la forma en que nos hablamos sobre nuestros cuerpos y cómo nos referimos a los demás?

 

¿Qué puedes hacer para y por ti para establecer una relación más sana, realista y fomentar la aceptación?

 

Es por todo esto que las diferencias nos enriquecen y la aceptación es el primer paso para poder cambiar.

 

Alejandro Noriega de Jesús

Psicólogo. Psicoterapeuta.

 

Si quieres conocer más sobre el bodyshaming en general, puedes visitar el siguiente enlace haciendo click aquí


Si te ha interesado el artículo compártelo y revisa las últimas entradas en el Blog

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat