Adicción

¿Es posible curarse de una adicción?

¿Es posible curarse de una adicción?
Cuando el consumo se convierte en un problema, muchas personas pierden el control

Preguntarse si es posible recuperarse de una adicción es más común de lo que puede imaginarse. Más aún si estamos viviendo esta problemática o alguien querido pudiese tener dificultades en este aspecto.

Según el glosario de términos relacionados con alcohol y drogas publicado por la OMS (Organización Mundial de la Salud), hace más de 20 años, la adicción se define como “el consumo repetido de una o varias sustancias psicoactivas, hasta el punto de que el consumidor (denominado «adicto») se intoxica periódicamente o de forma continua».

Además muestra un deseo compulsivo de consumir la(2) sustancia(s) preferida(s), tiene una enorme dificultad para interrumpir voluntariamente o modificar su consumo, y se muestra decidido a obtenerlas por cualquier medio.

En la actualidad, la adicción es considerada de una forma más amplia y se promueve el uso del término dependencia.

En la definición mencionada en el anterior párrafo, no se contemplan los aspectos psicoemocionales involucrados en el consumo y tampoco se incorporan aquellas conductas que no conllevan el consumo de sustancias psicoactivas pero que también generan dependencia, como por ejemplo:

  • El juego
  • El sexo
  • Relaciones tóxicas
Esclavitud del consumo
Símil entre el consumo y la esclavitud que supone un consumo problemático

Más allá de las consideraciones en cuanto a la definición de adicción, existe diversa información acerca de su origen, su curso y sus efectos.

  1. Consecuencias

Las personas que tienen alguna dificultad con la bebida, drogas, sexo o juego -solo por nombrar algunas- conocen de primera mano que la voluntad no es suficiente para mantenerse alejado de aquello que les puede generar un placer breve y una carga de malestar mucho más duradera.

En este caso, querer no es poder.

Así mismo, las personas que acompañan o conviven con personas con una problemática relacionada con la dependencia saben lo que implica emocionalmente en términos de desconfianza, mentiras, irritabilidad, preocupación y desconcierto.

      2.  Tratamiento

La intervención con equipos multidisciplinares es una de las formas más efectivas para el tratamiento de una persona con un problema de dependencia.

La psicoterapia individual, la terapia de grupo y la evaluación médica son indispensables para lograr el bienestar tan anhelado.

Aunque es un proceso duro y no siempre tan rápido como esperamos, las personas dispuestas a renunciar al consumo, que cuentan con el apoyo de sus seres queridos y que están acompañadas por profesionales especializados, tienen más probabilidades de conseguir sanar y librarse de la esclavitud que conlleva la adicción.

 

Alejandro Noriega de Jesús

Psicólogo y Psicoterapeuta


Si quieres más información sobre las opciones con la que cuento para el tratamiento de esta problemática, puedes hacer click Aquí

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat