Autoestima,  Gestión Emocional

¿Amarnos a nosotros mismos?

Con cierta frecuencia escucho hablar a personas que desean aumentar su autoestima, les escucho hablar sobre como se sabotean, desvaloran o descalifican sus logros o como están convencidas de no hacer las cosas lo suficientemente bien. También les escucho hablar de cómo una baja autoestima influye en las relaciones y vínculos que establecen.

 

A medida que vamos profundizando en este tema suelo preguntarles por qué creen que tener una “alta autoestima” será la solución al malestar que les acompaña. Esta pregunta es una invitación a que cada unx profundice y reflexione sobre esto, más allá de lo que ya sabe sobre la autoestima.

 

Autoestima.
La autoestima tiene que ver con un conjunto de percepciones, evaluaciones, tendencias, pensamientos, comportamientos y sentimientos hacia nosotrxs mismxs

Este constructo psicológico ha sido usado en tantos y diversos ámbitos que en ocasiones, además de distorsionarse, ha perdido valor. La autoestima tiene que ver con un conjunto de percepciones, evaluaciones, tendencias, pensamientos, comportamientos y sentimientos hacia nosotrxs mismxs.

 

La capacidad de amarse tiene que ver no solo con poder integrar nuestra valía y sentido único de quienes somos, si no también de poder reconocer aquello que no nos gusta y aceptarlo. La aceptación es uno de los elementos claves de una sana autoestima. De poco servirá apreciarme y valorarme si no puedo comprender, gestionar y convivir con las muchas cosas que ocurren que no me gustan.

 

Entonces, cuando incorporamos a la aceptación en la autoestima, estamos contribuyendo directamente en fomentar una autopercepción más realista, una imagen más ajustada a lo que puedo y quiero hacer, y sobre todo, a que las relaciones y vínculos que establezca sean sanos y no dependientes; dicho de otra manera, una sana auto estima se basa también en promover la autonomía.

 

¿Amarnos a nosotros mismos?
Hablar de amarnos a nosotros mismos es también hablar de la diferenciación.

Hablar de amarnos a nosotros mismos es también hablar de la diferenciación. Soy capaz de reconocerme como una persona única y valiosa, con mis aciertos y mis errores, además de reconocer que las otras personas son otras personas diferentes a mi, con sus aciertos y equivocaciones. Puedo valorar sus opiniones y su presencia pero no necesito su crítica o juicio para saber si estoy en lo correcto o si valgo la pena. No será necesario que “pensemos igual” porque reconocemos al ser diferentes, que podemos crecer en la diversidad.

 

Es por esto que las frases bonitas no construyen el amor propio ni la autoestima. No hay fórmulas únicas pata todxs. Lo que si hay es la capacidad de pensarse, identificar distorsiones cognitivas, gestionar nuestras emociones y hacer los cambios que queremos hacer para estar mejor.

 

Amarnos a nosotros mismos es importante al igual que tener una autoestima sana, no alta ni baja. Ser quien quieres ser, cuidándote, teniendo en cuenta tus necesidades, comprendiendo que tus relaciones interpersonales se ven influenciadas por como te relacionas contigo mismx, es una de las mejores inversiones que puedes hacer para encontrar bienestar y ser auténticx, sin traicionarte y sin sabotearte.

 

Alejandro Noriega de Jesús

Psicólogo. Psicoterapeuta

Si te ha interesado este tema, no dejes de revisar y compartir otros artículos del blog. Puedes revisarlos haciendo aquí

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat